Buscar:

Lo más leído

Conversaciones abiertas


Seguro de comunidades Mapfre


Para las comunidades de vecinos es muy importante contar con la protección de un seguro de comunidades. Esto es debido a que las zonas comunes, al igual que las viviendas propiedad de los vecinos que conviven en el edificio o el residencial, están sujetas a numerosos riesgos e imprevistos, que van desde los más pequeños, hasta los grandes desastres.

Ante los presentes riesgos de la comunidad, se hace imprescindible la contratación del seguro, pero además cuanto más completo mejor, pues mayor número de riesgos garantizará.

Entre las aseguradoras que en la actualidad ofrecen seguros para comunidades, se encuentra Mapfre, una compañía líder en el sector, que además dispone de varias modalidades de contratación y es una entidad confiable, debido a su experiencia y profesionalidad.

A continuación le mostramos algunas de las ventajas que encontrará un propietario si elige esta opción:

Daños materiales

  • Incendio y otros daños:
  • Incendio, explosión o implosión.
  • Humo de origen accidental.
  • Caída de rayos.
  • Fenómenos atmosféricos (lluvia, viento, pedrisco o granizo y nieve)
  • Hundimiento accidental del terreno por obras ajenas al inmueble asegurado.
  • Choque o impacto de vehículos, aeronaves u otros objetos y ondas sónicas o turbulencias producidas por ellos.
  • Actos Vandálicos.
  • Daños de origen eléctrico.
  • Inundaciones.

Daños por agua:

  • Daños en los bienes asegurados.
  • Localización de averías y reparación de tuberías.
  • Atascos:
  • Gastos para desatascar conducciones comunitarias.
  • Roturas:
  • Cristales, lunas, espejos y vidrieras.
  • Fregaderos y aparatos sanitarios fijos.
  • Muebles de metacrilato, mesas de mármol, granito, piedra o minerales análogos.
  • Placas de cocina en materiales cerámicos vitrificados.
  • Robo
  • Robo y daños por esta causa.
  • Hurto.
  • Sustitución de llaves y cerraduras en caso de robo o extravío (incluso viviendas particulares).
  • Robo de dinero en efectivo y cheques durante su transporte a una entidad Bancaria.
  • Robo dentro del recinto asegurado de los bienes portados por los copropietarios, inquilinos, familiares y personas que convivan con ellos:
  • Ropa y efectos personales.
  • Reobtención de documentos.
  • Joyas y alhajas.
  • Dinero en efectivo.
  • Cheques (cobro indebido).
  • Tarjetas de crédito (uso fraudulento o extravío)
  • Asistencia sanitaria urgente.

Daños estéticos:

  • Gastos de reparación o reposición necesarios para restaurar la coherencia estética que el bien dañado tenía antes de la ocurrencia del siniestro
  • Prestaciones especiales
  • Inhabitabilidad del edificio
  • Responsabilidad civil:
  • Indemnizaciones y fianzas.
  • Costes judiciales y dirección jurídica.
  • Responsabilidad civil copropietarios:
  • Indemnización y fianzas, costes judiciales y dirección jurídica derivados de reclamaciones.
  • Entre copropietarios en su condición de poseedores de viviendas o locales del edificio.
  • Defensa jurídica:
  • Reclamación de daños y perjuicios
  • Derecho laboral
  • Derechos relativos al edificio
  • Defensa penal
  • Reclamación de pago de cuotas comunitarias
  • Servicio telefónico de orientación jurídica.
  • Garantías alquiler
  • Asistencia en el edificio
  • Impago de alquileres durante un máximo de 12 mensualidades.
  • Defensa jurídica del arrendador
  • Actos vandálicos producidos por inquilinos

 

¿Por qué es importante un seguro para una comunidad de vecinos?


Los edificios y las residencias privadas que dispongan de una zona comunitaria, tienen la obligación de contratar un seguro de comunidades, que al menos cubra todas las garantías obligatorias por ley, como la responsabilidad civil, que está pensada especialmente para cubrir los daños de terceras personas (donde están incluidos los vecinos de la propia comunidad), o de sus propiedades, ante los daños que les pueda causar la zona común.

Pero además de la obligación, es muy importante que tenga protegido otros muchos riesgos que afecten directa o indirectamente los riesgos que puedan ocasionar daños en todos los espacios que sean comunes a todos los vecinos.

Esto es importante debido a que en caso de no disponer un seguro que cubra dichos riesgos, serán los propios vecinos quienes tengan que hacerse cargo de costear las reparaciones de todos los daños, y dependiendo del siniestro, puede ser demasiado caro como para costearse de forma personal.

En la mayoría de los casos, las aseguradoras ofertan los seguros comunitarios con una completa y diversa oferta de coberturas, por lo que en la misma póliza se encuentran los daños tanto accidentales por error, como por causas ajenas a los vecinos.

Entre los daños más importantes que necesitan ser asegurados se encuentran:

  • Daños por agua independientemente de las causas.
  • Daños por incendio, explosión, caída de rayo, humo u hollín.
  • Daños por vandalismo.
  • Daños por inundación.
  • Daños por fenómenos atmosféricos.
  • Daños causados por choques, impactos y ondas sónicas
  • Por derrame de instalaciones automáticas de extinción de incendios y derrame de combustibles.
  • Rotura de lunas y cristales.
  • Daños eléctricos.
  • Daños estéticos
  • Por salvamento.
  • Responsabilidad Civil

Aunque estos son los más importantes, deben saber que existen muchos más, y dependiendo de lo completo que sea la póliza, mayor cantidad de riesgos quedarán cubiertos y los vecinos más tranquilos podrán estar.

Seguro comunidades Zurich seguros


Disponer de un seguro de comunidades es la mejor forma que tienen los vecinos de un edificio de pisos, de proteger las zonas comunes de los daños que les puedan ocurrir independientemente de los motivos por los que ocurra el siniestro.

La realidad es que constantemente se está sujeto a todo tipo de riesgos que pueden dañar de diferentes formas, tanto la propia zona común, como el resto de viviendas que integran el edificio, así como a las personas que viven o visitan su interior. Por ello, no se debe dudar ante la viabilidad de la contratación de un seguro de comunidades que al menos cubra la responsabilidad civil.

No obstante, es muy aconsejable que además de incluir las coberturas obligatorias, haya contratado otras coberturas complementarias que incluyan riesgos propios del edificio y la zona común en concreto. En esta medida, el seguro de comunidades de Zurich, ofrece una amplia gama de garantías para proteger todo tipo de riesgos.

A continuación mostramos todas las coberturas que obtienen las comunidades que suscriben un seguro con Zurich.

Garantías de Daños

  • Por agua a los bienes comunitarios.
  • Por incendio, explosión, caída de rayo, vandalismo, inundación, fenómenos atmosféricos, humo u hollín, choque, impacto y ondas sónicas.
  • Por derrame de instalaciones automáticas de extinción de incendios y derrame de combustibles.
  • Rotura de lunas y cristales.
  • Daños eléctricos.
  • Daños estéticos: recomposición estética de la estancia afectada por el siniestro cuando no es posible encontrar materiales de idénticas características estéticas que los siniestrados.
  • Por salvamento.

Y además incluye:

  • Seguro de accidentes de empleados de la comunidad.
  • Responsabilidad civil.
  • Fianzas y reclamación.
  • Desescombro y demolición, desembarre y extracción de lodos.
  • Inhabitabilidad temporal.
  • Pérdida de alquileres.
  • Traslado del mobiliario.
  • Reposición de documentos.
  • Robo y expoliación.
  • Por sus posibilidades de contratación
  • Garantías Optativas
  • Daños por agua a bienes privados.
  • Responsabilidad Civil por daños agua privados.
  • Defensa jurídica.
  • Por los servicios que ofrece:
  • Servicio de conexión con reparadores, instaladores y profesionales.
  • Vigilancia en caso de siniestro.
  • Envío de cerrajero.
  • Servicios de asistencia de enfermera, asistenta, envío de medicamentos y ambulancia en caso de accidente de empleados de la comunidad.

 

Resolución de problemas de convivencia entre los vecinos de un edificio


Como en todas las comunidades donde residan una cantidad de familias, las dificultades en la convivencia pueden surgir en algún momento o directamente estar presentes ininterrumpidamente. La mayoría de las veces, el factor del problema es el mismo: el desentendimiento entre los vecinos. Mientras que unos vecinos son reacios a que haya ruido a las once de la noche, otros son noctámbulos y medio sordos, por lo que están hasta altas horas de la madrugada oyendo música, viendo la televisión, etc.

Entre los problemas más frecuentes que se pueden encontrar en una comunidad de vecinos, están los impagos de algunos morosos, el ruido y las mascotas. Todos los problemas se pueden solucionar, no obstante, hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos hay que saber negociar las medidas que se han de tomar, se necesita el equilibrio entre las partes que molestan y las afectadas, para conformar a ambas.

De no hacerse así, probablemente el problema se mantenga igual, o incluso se incremente. Esto es debido a que en la mayoría de los casos, no toda la culpa es del vecino infractor, o el daño que realiza no es tan grave como señala el afectado, que a su vez puede tener una sensibilidad muy alta para cualquier molestia.

Para solucionar los problemas, siempre se ha de actuar desde el respeto y con cordialidad, intentando hacer comprender a las partes la necesidad del obligatorio entendimiento entre ambas, para mantener una aceptable calidad de vida y bienestar en la convivencia.

Aquí pueden haber disparidades a su vez, por lo que en caso de que tras intentar varias veces llegar a un acuerdo donde nadie moleste y nadie sea molestado, sin éxito, habrá que intentarlo mediante otras vías legales, ya sea por mediante los abogados, procesos penales, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguro para propietarios de edificios de viviendas Mapfre


Los propietarios de edificios de viviendas suelen dedicarse profesionalmente al alquiler de las mismas como sustento de vida. A diferencia de las personas que poseen viviendas pertenecientes a un edificio, en las cuales tienen que pagar una serie de cuotas mensuales, para la comunidad; el propietario del edificio, tiene que hacerse cargo de esta misma, ya que al ser de su propiedad todo el conjunto, no le queda más que hacerlo de ese modo.

Mapfre, tiene un seguro específico para este tipo de personas, y le brinda la posibilidad de contratar uno de los seguros más completos de los que se pueden encontrar en la actualidad.

A continuación le mostraremos algunas de las ventajas que encontrará un propietario si elige esta opción:

Daños materiales

Incendio y otros daños:

Incendio, explosión o implosión.

Humo de origen accidental.

Caída de rayos.

Fenómenos atmosféricos (lluvia, viento, pedrisco o granizo y nieve)

Hundimiento accidental del terreno por obras ajenas al inmueble asegurado.

Choque o impacto de vehículos, aeronaves u otros objetos y ondas sónicas o turbulencias producidas por ellos.

Actos Vandálicos.

Daños de origen eléctrico.

Inundaciones.

Daños por agua:

Daños en los bienes asegurados.

Localización de averías y reparación de tuberías.

Atascos:

Gastos para desatascar conducciones comunitarias.

Roturas:

Cristales, lunas, espejos y vidrieras.

Fregaderos y aparatos sanitarios fijos.

Muebles de metacrilato, mesas de mármol, granito, piedra o minerales análogos.

Placas de cocina en materiales cerámicos vitrificados.

Robo

Robo y daños por esta causa.

Hurto.

Sustitución de llaves y cerraduras en caso de robo o extravío (incluso viviendas particulares).

Robo de dinero en efectivo y cheques durante su transporte a una entidad Bancaria.

Robo dentro del recinto asegurado de los bienes portados por los copropietarios, inquilinos, familiares y personas que convivan con ellos:

Ropa y efectos personales.

Reobtención de documentos.

Joyas y alhajas.

Dinero en efectivo.

Cheques (cobro indebido).

Tarjetas de crédito (uso fraudulento o extravío)

Asistencia sanitaria urgente.

Daños estéticos:

Gastos de reparación o reposición necesarios para restaurar la coherencia estética que el bien dañado tenía antes de la ocurrencia del siniestro

Prestaciones especiales

Inhabitabilidad del edificio

Responsabilidad civil:

Indemnizaciones y fianzas.

Costes judiciales y dirección jurídica.

Responsabilidad civil copropietarios:

Indemnización y fianzas, costes judiciales y dirección jurídica derivados de reclamaciones.

Entre copropietarios en su condición de poseedores de viviendas o locales del edificio.

Defensa jurídica:

Reclamación de daños y perjuicios

Derecho laboral

Derechos relativos al edificio

Defensa penal

Reclamación de pago de cuotas comunitarias

Servicio telefónico de orientación jurídica.

Garantías alquiler

Asistencia en el edificio

Impago de alquileres durante un máximo de 12 mensualidades.

Defensa jurídica del arrendador

Actos vandálicos producidos por inquilinos

Más Enlaces

Condiciones de uso de los contenidos | Responsabilidad

Analizamos Seguros y Aseguradoras | Publicaciones especializadas en Seguros